La digestión anaeróbica o biodigestión, es un proceso natural mediante el que bacterias -en ausencia de oxígeno- descomponen los residuos orgánicos para producir biogás y un lodo con propiedades de biofertilizante llamado digestato. El biogás generado posee un alto poder calorífico y puede utilizarse como fuente de producción de energía, mientras que el digestato generado, es un lodo higienizado que puede ocuparse como fertilizante de alta calidad o mejorador de suelos.

Es el tratamiento de residuos orgánicos biodegradables (vegetales, residuos lignocelulósicos, residuos de origen animal, entre otros) en ausencia de oxígeno.

Producto de este proceso se obtiene biogás, un gas rico en metano (CH4) en una concentración de 30% a 50% en volumen y trazas de nitrógeno (N2), hidrógeno (H2), sulfuro de hidrógeno (H2S), vapor de agua y amoniaco (NH3), pudiendo existir otros compuestos azufrados.

La composición del biogás es muy variable y dependerá de múltiples factores. El metano es el componente energético útil en el biogás, teniendo este último un poder calorífico variable. De esta forma, se puede utilizar como reemplazo de diferentes fuentes energéticas, por ejemplo, 1 m3 de biogás puede sustituir aproximadamente 0,58 litros de kerosene, 0,5 a 1,5 kg de leña, 0,61 litros de gasolina y 0,74 kg de carbón vegetal.

Dependiendo de las condiciones climáticas, pueden haber diversas aplicaciones para aprovechar el biogás, como, por ejemplo: cocción de alimentos, iluminación, combustible de motores, refrigeración, calefacción y generación eléctrica. En comparación con el Gas Licuado de Petróleo (GLP) doméstico, un balón de gas de 10 kg equivale a 20 m3 de biogás, debido a que el GLP posee un poder calorífico de 11.739 (kcal/kg), mientras que el del biogás es de 6 000 (kcal/m3).

La biomasa generada en el proceso anaeróbico corresponde al digestato, un lodo con propiedades de biofertilizante, que en ciertos casos resulta más económico que el biogás obtenido en el proceso, pues no conlleva los problemas de contaminación que generan los fertilizantes químicos.

Dado que el digestato se encuentra higienizado y estabilizado, puede utilizarse como aditivo o estabilizador de suelos en la agricultura, mezclado de tierras, así como en la horticultura y el paisajismo.

Con la tasa de aplicación adecuada, los nutrientes contenidos en el sustrato, tales como nitrógeno, fósforo, potasio, azufre y otros micronutrientes, cubrirán la demanda para el crecimiento de plantas. Además, los compuestos de carbono estables no degradados conducen a la formación de la estructura en el suelo, incrementando así su fertilidad, funcionalidad, actividad microbiana, aireación y capacidad de almacenamiento de agua.

El proceso de digestión anaeróbica de residuos orgánicos generalmente ocurre al interior de un reactor o biodigestor en donde la degradación de la materia orgánica y la producción de biogás están en función de los insumos, la temperatura, la velocidad de carga orgánica y del tiempo de retención hidráulica del residuo orgánico en el digestor, entre otros requisitos.

La digestión anaeróbica se puede aplicar a las fracciones orgánicas de los residuos sólidos municipales, residuos silvoagropecuarios y residuos orgánicos de procesos industriales como, por ejemplo, residuos de la industria agroalimentaria, lodos de plantas de tratamiento de aguas servidas, entre otras posibles fuentes de suministro. Existen distintas alternativas y configuraciones para llevar a cabo la digestión anaeróbica y en la siguiente tabla se mencionan algunas.

PROYECTOS – COMUNAS

Independencia

Entidad beneficiada: Ilustre Municipalidad de Independencia


Región: Metropolitana


Población: 100.281 habitantes


Número de viviendas: 36.666


Superficie (km2): 7


Toneladas de RSD generados anualmente: 46.200


Sitio de disposición: Relleno Sanitario Loma los Colorados


Certificación Ambiental Municipal: Excelencia

Actualmente, la comuna dispone todos sus residuos municipales en el Relleno Sanitario Loma Los Colorados, sitio de disposición final privado, ubicado en la comuna de Til Til, a 62 kilómetros del centro de Independencia.

El Programa Reciclo Orgánicos está colaborando con asesoría técnica, compra de contenedores e implementación de un proyecto piloto donde la municipalidad podrá disponer y tratar los residuos orgánicos generados en las ferias Enrique Soro y Maruri en la planta de tratamiento El Mapocho –Trebal.

Este proyecto espera tratar 18 toneladas de residuos orgánicos durante el 2021, permitiendo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 11 (ton CO2-eq)

Molina

Entidad beneficiada: Ilustre Municipalidad de Molina


Región: Maule


Población: 45.976 habitantes


Número de viviendas: 17.338


Superficie (km2): 1.552


Toneladas de RSD generados anualmente: 13.516,3


Sitio de disposición: Relleno Sanitario Parque El Guanaco


Certificación Ambiental Municipal: Excelencia

Actualmente, la comuna dispone todos sus residuos municipales en el Relleno Sanitario Parque El Guanaco, sitio de disposición final privado, ubicado en la comuna de Teno, a 42 kilómetros del centro de la comuna.

El Programa Reciclo Orgánicos está colaborando en la implementación del Proyecto Molina Vive Verde, que busca impulsar el reciclaje de los residuos orgánicos en la comuna para disminuir la generación de Gases de Efecto Invernadero (GEI), mediante la separación en origen y recolección diferenciada puerta a puerta de la Villa Altos de San Pedro. El proyecto considera la participación de 306 viviendas y una planta de biodigestión de Bio-E para disposición y tratamiento.

Este proyecto espera tratar, en promedio durante el período 2021 – 2040, 162 toneladas por año de residuos orgánicos, permitiendo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 1.848 (ton CO2-eq)

Ecoprial

El Programa está colaborando con la implementación de una planta de recepción y procesamiento de lodos orgánicos a través de sistema de digestores anaerobios de flujo continuo, para la obtención de biogás. El biogás se utilizará como combustible para un generador el que inyecta electricidad a la red en modalidad PMGD.

Este proyecto espera tratar, en promedio durante el período 2020 – 2040, 73.000 toneladas por año de residuos orgánicos, permitiendo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 963.869 (ton CO2-eq)