La iniciativa, fruto del Acuerdo de Cooperación Ambiental que comparten los gobiernos de Chile y Canadá, busca reducir la cantidad de residuos orgánicos desechados en los rellenos sanitarios, y así disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Los gobiernos de Canadá y Chile comparten más de 20 años de compromiso con el desarrollo sostenible a través de un Acuerdo de Cooperación Ambiental. Producto de la participación de ambos países en el Acuerdo de Paris, decidieron desarrollar un programa para apoyar a Chile a lograr sus objetivos de cambio climático en el sector residuos.

Es así como, impulsado por el Ministerio del Medioambiente de Chile y el Ministerio de Medioambiente y Cambio Climático de Canadá, nace el 2017 Reciclo Orgánicos. Un programa enfocado en reducir la cantidad de residuos orgánicos desechados en los rellenos sanitarios, a través de la optimización de los procesos de gestión de residuos a nivel municipal, lo cual resulta en una reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), principales responsables del calentamiento global.

“Reciclo Orgánicos ha identificado oportunidades para disminuir las emisiones de GEI a través de la captura de gas en rellenos sanitarios o el tratamiento por separado de la materia orgánica a través del compostaje o la digestión anaeróbica, convirtiendo así la fracción orgánica de los residuos en energía limpia y fertilizante natural”, comentó el Coordinador de Reciclo Orgánicos, Gerardo Canales.

Esto cobra gran importancia considerando que en 2017 se generaron 7,5 millones de toneladas de residuos municipales, de las cuales 4,3 millones de toneladas correspondían a residuos orgánicos, es decir el 58% del total de la basura dispuesta en los rellenos sanitarios. “Si los residuos orgánicos se gestionan sustentablemente, a través del compostaje o la biodigestión, sería posible reducir las emisiones de GEI del sector residuos hasta en un 70% aproximadamente”, afirmó Canales.

El Programa, ejecutado por la empresa Arcadis, tiene una duración de 4 años (2017-2021) y en la actualidad está colaborando con las comunas de Santa Juana, Talca, Talcahuano, Rapa Nui, Florida y próximamente en Ancud.

Proyectos en desarrollo
Santa Juana fue la primera comuna en recibir el apoyo de Reciclo Orgánicos. En mayo del año pasado el programa auspició con maquinaria para la puesta en marcha de la planta de compostaje que dispone la comuna. Desde marzo a la fecha, esta localidad ha reducido en un 30% las toneladas que lleva al relleno sanitario.

En tanto, en Talcahuano, el Municipio ampliará la capacidad de su planta de compostaje Carelmapu y Reciclo Orgánicos lo está apoyando con maquinaria y asistencia técnica para maximizar la operación de la planta de compostaje. De este modo, se espera aumentar la capacidad de la planta en el mediano plazo de 8 a 168 toneladas por mes de residuos orgánicos, lo que significará una reducción de las emisiones de GEI en 113 toneladas por año, lo que equivale a conducir 443.000 km o hacer 881 viajes en automóvil desde Santiago a Talcahuano.

En el caso de la comuna de Talca, SUBDERE aprobó los fondos para la construcción de una planta de compostaje en el relleno sanitario El Retamo. Reciclo Orgánicos ha brindado asistencia técnica durante la fase de pre-inversión y además, contribuyó con equipamiento para su operación. La comuna alcanzará una reducción de emisiones de 25.035 toneladas de CO2 equivalente durante el periodo 2020-2030, lo que representa un 3% de las emisiones que genera Talca al disponer sus residuos en el relleno sanitario, lo que equivale al CO2 emitido para abastecer de electricidad a 2.700 casas durante un año aproximadamente.

Reciclo Orgánicos también está apoyando técnicamente la etapa de pre-inversión para la construcción y operación de una planta de compostaje en el sitio de disposición final Vai a Ori en Rapa Nui. Su capacidad inicial será de 4 ton/día y complementará el exitoso programa de compostaje domiciliario existente en la Isla. El compost resultante de la operación de la planta se utilizará en la mantención de parques y jardines y en programas de recuperación de suelo y control de la erosión, uno de los principales problemas ambientales de la isla.

Mientras que en la comuna Florida, Reciclo Orgánicos firmó un acuerdo de colaboración con la empresa ENC Energy para el proyecto de generación de electricidad a partir de biogás del relleno sanitario Copiulemu. Reciclo Orgánicos en este caso está brindando co-financiamiento para la implementación de esta iniciativa que significará una mitigación de 1.2 millones de toneladas de CO2 equivalente a lo largo de su vida útil. Este es el primer proyecto de Chile en pilotear la tecnología de blockchain para la cuantificación y registro en tiempo real de las reducciones de gases de efecto invernadero.

Además, el Programa está apoyando al Ministerio del Medio Ambiente en la elaboración de la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos a través de asistencia técnica para el proceso participativo de levantamiento de información respecto de las principales líneas de acción que debiera incorporar la Estrategia.
Participación ciudadana
Si bien, el Programa está orientado a promover proyectos concretos de reciclaje de orgánicos, educar a la comunidad es uno de sus pilares fundamentales, por lo que en las redes sociales @reciclorganicos entrega datos y tips para que todas las personas puedan contribuir a combatir el cambio climático por medio del compostaje o vermicompostaje domiciliario.

Del mismo modo, Reciclo Orgánicos ha elaborado diverso material educativo de descarga gratuita disponible en https://www.reciclorganicos.com/es/downloadable-materials/ y está próximo a lanzar una serie de talleres ciudadanos que apuntan a enseñar a gestionar los residuos orgánicos en los hogares. “Tenemos más de 50 mil seguidores en redes sociales, lo que refleja el interés de la comunidad en aprender sobre cómo combatir el cambio climático. Nuestra idea es que cada día sean más las personas que sumen y digan #YoReciclOrganicos”, concluyó Canales.