En la publicación de ayer destacamos la presencia de las mujeres en proyectos e iniciativas de protección medioambiental, en el contexto del ODS 5 en torno a la Equidad de Género, hoy queremos compartir la valiosa labor de Anita Carrasco, Supervisora de Operaciones de la Planta de Compostaje de la comuna Santa Juana.

Para contextualizar:

¿Desde cuándo estás a cargo de la operación de la Planta de Compostaje?

A: Tengo la fortuna de haber conformado el equipo y estar a cargo de las Operaciones de la Planta desde el inicio de la ejecución del proyecto, en marzo del 2019.

¿Previamente tuviste experiencias en esta materia en específico?

A: No realmente, pues al egresar de mi carrera, la Municipalidad de Santa Juana me dio la oportunidad de trabajar en este proyecto, por lo que ha sido mi primera experiencia laboral en esta materia.

Rol de liderazgo:

El activismo en materia medioambiental suele ser en su mayoría liderado por mujeres ¿a qué crees que se debe esta relación y, consideras que tu rol como Supervisora de la Planta responde a este fenómeno?

A: En cuanto a mi trabajo, el aprendizaje por ensayo y error es parte del día a día, en ese sentido, ser detallista y ordenada son cualidades muy importantes y creo que la mujer tiende a tenerlas más desarrolladas (sin desmerecer que estén presentes en los hombres) lo que adquiere gran importancia al momento de lidiar con la frustración que genere algún proceso.

¿Cómo ha sido la experiencia de liderar un proyecto de esta envergadura?

A: Al comienzo fue atemorizante por el desafío que significaba, más aún considerando el tiempo que llevo ejerciendo, sin embargo, ha sido una oportunidad que he querido exprimir al máximo para crecer en lo personal y profesional. Además, ha sido una fortuna demostrar que toda mujer es capaz de enfrentar este tipo de competencias laborales.

¿Qué aspectos destacarías de esta experiencia?

A: Aprender constantemente en distintas áreas. Por ejemplo, trabajar con personal a cargo ha sido uno de los desafíos más importantes, en ese sentido, “hacerse valer” es fundamental y, por medio de mi desempeño, validar que tengo la capacidad para resolver problemas generando soluciones funcionales, ha sido muy enriquecedor.

¿Qué consejos le darías a mujeres que quieren emprender una carrera ligada al rubro medioambiental, en especial al reciclaje de orgánicos?

A: Atreverse es clave, considero que es fundamental.

En cuanto al reciclaje de orgánicos, las invitaría a dejar de lado los estigmas asociados, a no temer los mitos sobre los olores o vectores que pueden estar presentes en el proceso de una planta de compostaje.

Toda experiencia y proceso es mejorable y lo fundamental de este trabajo es tener presente que por medio de estas acciones es posible combatir el cambio climático, por ende, si alguna mujer quiere ser parte de este rubro, a través de su trabajo contribuirá en ayudar al medio ambiente y generar un impacto positivo.